Calma es la palabra que para nosotros describe mejor aquel sentimiento profundo que viene de muy adentro y que nos indica que estamos en paz con nosotros mismos, que vamos por el buen camino, que todo va bien…, que nos hemos reencontrado con nuestra esencia.

Calma es para nosotros un estado del alma que alcanzamos a lo largo de nuestro viaje hacia nosotros mismos. Se expresa a través del equilibrio, la belleza y el bienestar, y estos son nuestro motivo de investigación constante, lo que nos mueve, lo que nos hace vibrar y que da sentido a nuestro trabajo.

Porque creemos que todos hemos venido aquí para recordarla y recuperarla, y podernos sentir en plena armonía con la vida y con nosotros mismos.

Nuestra esencia se llama Calma. Es allí de donde venimos, y allí donde tenemos la necesidad de volver. El origen y el destino.

Calma nace con este propósito: acompañarte de la mano en este apasionante viaje, en el que nosotros ponemos todos nuestros mejores tratamientos, masajes, rituales y asesoramiento nutricional, al servicio de tu camino de transformación.

Porque Calma, como centro, es fruto también de un camino de transformación propio, de una evolución personal y profesional hacia una mirada holística y global del ser humano.

La persona entendida como un todo, una unidad, de la que hemos de tener en cuenta todos sus aspectos, planos o dimensiones, ya que todo en nosotros tiene su reflejo: dentro es afuera, equilibrio interior es belleza exterior, bienestar emocional es bienestar físico… Así, pues, nuestras alteraciones o desajustes –físicos, mentales, emocionales y espirituales– se interrelacionan mágicamente entre ellos, otorgándole sentido a todo lo que nos pasa.

El equilibrio, la belleza y el bienestar nunca más irán por separado y configurarán las diferentes caras de un mismo prisma.

Calma es para nosotros simbólicamente una piedra preciosa, situada en nuestro núcleo, que todos buscamos en nosotros mismos, y que nos invita a emprender el viaje de nuestra vida.

Laura González Puga

Fundadora y directora del centro, crea Calma fruto de la evolución personal y profesional. Hoy transforma la energía de más de 20 años en el mundo del cuidado personal para llevarla a estos apasionantes nuevos tiempos de conciencia.

El equipo de profesionales de Calma